Hacé click para ir a https://twitter.com/mdfutbol
Hacé click para ir al sitio de la página en Facebook Hacé click para ir a https://es.pinterest.com/mdfutbol/

Suscribete a la lista de MisceláneasDelFútbol
Fortificado con espanol.groups.yahoo.comYahoo! Grupos

El simulador

El domingo 10 de enero de 1988 Juventud Antoniana (Salta) recibía a Atlético Ledesma (Jujuy) en un verdadero clásico del norte argentino. Cuando faltaban diez minutos para terminar el partido Gustavo Gherbis convierte un golazo para el equipo jujeño: todos pidieron orsai, pero el árbitro Osvaldo Pisapia, al ver que el línea Augusto Mounes no levantó el banderín, convalidó el 3-2 para el visitante. Se armó semejante batahola que el árbitro se vio obligado a suspender el partido y se fueron todos a los vestuarios; pero tras veinte minutos, a pedido de los dirigentes salteños, Pisapia reanudó el partido 2-2, pero ya sin el línea Mounes, que se quedó en el vestuario. "Muchachos... de acá no salimos vivos", le dijo a los jugadores de Ledesma. Finalizados los minutos que faltaban el tanteador se mantuvo en empate y todos se pudieron ir sanos a sus casas, pero cuando el informe del partido llegó a la AFA, el árbitro había puesto que Lesdesma había ganado 3-2.

No hay comentarios.: