Hacé click para ir a https://twitter.com/mdfutbol
Hacé click para ir al sitio de la página en Facebook Hacé click para ir a https://es.pinterest.com/mdfutbol/

Suscribete a la lista de MisceláneasDelFútbol
Fortificado con espanol.groups.yahoo.comYahoo! Grupos

El sueño del pibe

Golpearon la puerta de la humilde casa,
la voz del cartero muy clara se oyó,
y el pibe corriendo con todas sus ansias
al perrito blanco sin querer pisó.

"Mamita, mamita" se acercó gritando;
la madre extrañada dejo el piletón
y el pibe le dijo riendo y llorando:
"El club me ha mandado hoy la citación".

Mamita querida,
ganaré dinero,
seré un Baldonedo,
un Martino, un Boyé;
dicen los muchachos
de Oeste Argentino
que tengo más tiro
que el gran Bernabé.

Vas a ver que lindo
cuando allá en la cancha
mis goles aplaudan;
seré un triunfador.
Jugaré en la quinta
después en primera,
yo sé que me espera
la consagración

Dormía el muchacho y tuvo esa noche
el sueño más lindo que pudo tener:
el estadio lleno, glorioso domingo
por fin en primera lo iban a ver.

Faltando un minuto están cero a cero;
tomó la pelota, sereno en su acción,
gambeteando a todos se enfrentó al arquero
y con fuerte tiro quebró el marcador.


Letra: Reinaldo Yiso
Musica: Juan Puey
(1943)

Aire

Luego de un partido en el cual se había mostrado infatigable, el relator José María Muñoz le preguntó a Reinaldo Merlo: "Mostaza, ¿cuántos pulmones tiene?", a lo que respondió: "Uno Muñoz, como todo el mundo".


Este contenido fue sugerido por Nacho de Desde el sillón.

Prohibido olvidar

Recuerda Roberto Perfumo que cuando jugaba en 1960 en la 4° de las divisiones inferiores de River Plate su entrenador, Ernesto Duchini, le anunció un jueves que el sábado siguiente iba a debutar en el equipo frente a Chacarita Juniors. Llegado el gran día se vistió como para ir a un baile, e inclusive toda la familia salió a despedirlo a la puerta de calle. Dos horas antes ya estaba en el estadio, pero cuando entró al vestuario Duchini le dijo: "Bueno pibe, dame el documento"; comenzó a buscarlo por todos lados: en el bolso, por los bolsillos del traje que tenía puesto (el acontecimiento lo merecía)... pero no lo había llevado; y no pudo jugar.
Comenta que dado esto Duchini se le acercó y le dijo: "La próxima vez... cuélgueselo de las bolas". Nunca más Perfumo fue sin documento, pero tampoco tuvo otra oportunidad de jugar en el equipo.

Estadio olímpico de Barcelona

Estadio olímpico de Barcelona 1992Escenario principal de los Juegos Olímpicos de 1992; no fue sede ni de la Eurocopa 1964 ni del Mundial 1982, aunque sí el anterior estadio de RCD Espanyol, su residente
Estadio olímpico de Barcelona 1992entre 1997 y 2009. El Lluís Companys de Montjuic posee capacidad para 56.000 espectadores.

Ladrones de carteras

"En el fútbol quien más debe correr es la pelota; sino ya sería suficiente formando un equipo con carteristas".

Neném Prancha
[Filósofo brasileño]

Dureza

Perfecto Rodríguez, futbolista de Chacarita Juniors en los 60, decía que su compañero Roberto Moreno jugaba tan fuerte que "te pasaba la pelota con contrario y todo".

Campeones de Argentina. De 1985 a 1990/91

1985: Argentinos Juniors
1985/86: River
1986/87: Rosario Central
1987/88: Newell's
1988/89: Independiente
1989/90: River
1990/91: Newell's


1891-1911 - 1912-1934 - 1935-1966 - 1967-1984 - 1985-1990/91

El retiro

Fueron muy pocos los jugadores que en realidad dejaron el fútbol (Maradona, Pelé y unos pocos más), al resto fue el fútbol el que los dejó a ellos.

Funciones

José Ricardo de León, entrenador uruguayo, cuando se desempeñaba en Defensor repartía antes de los partidos las camisetas sin distinción; "cada uno conoce su función y la de los demás, no necesitan un número en particular para identificarse", decía.

Estadio olímpico de Seúl

Estadio olímpico de Seúl 1988
Escenario principal de los Juegos Olímpicos de 1988, sin embargo no fue sede del Mundial 2002.
Estadio olímpico de Seúl 1988
Albergó a FC Seúl hasta 2001, cuando construyeron el estadio en que se jugó el torneo en la ciudad. Posee capacidad para 70.000 espectadores.

Pasatiempo

Oscar Más (alias "Pinino" o "el Mono"), séptimo goleador histórico del fútbol argentino con 212 tantos, era tan rápido fuera de la cancha como dentro de ella. En una ocasión, luego de un partido, un joven periodista se le acercó y le preguntó sobre su hobby; Más lo miró y le respondió: "¿Mi jo-vie? Bien, gracias... debe estar con mi vieja en casa escuchando el partido por radio. Aprovecho y les mando un saludo a los dos".